La videncia es una facultad psíquica, con la que nacen algunas personas. Esta facultad les permite ver más allá de la realidad. Literalmente, videncia significa “ver con los ojos de la mente”. Es un talento natural, aunque como en todos los dones naturales para la adivinación, se puede perfeccionar mediante el aprendizaje. John, vidente del equipo de Lucía Durán, sabe ver más allá de la realidad e interpretar situaciones reales que otros no pueden ver, gracias a sus dones de videncia.

Muchas personas pasan por momentos y encrucijadas difíciles, en las que no saben qué va a ocurrir con su futuro, y esa incertidumbre vital necesita una respuesta. Si estás pensando en contar con los servicios de un vidente online que pueda darte sabios consejos sobre algunos temas que te quitan el sueño, no dudes en ponerte en contacto con John, ya que sus poderes adivinatorios son muy precisos y fiables.

Los orígenes y razones de la videncia

La videncia, como tal, no tiene una explicación científica clara, aunque quienes la han estudiado coinciden en señalar que existen personas que tienen esa clarividencia, una facultad para ver más allá que el resto de las personas, y que desarrollando de este talento, los videntes pueden tener unas facultades extrasensoriales sorprendentes y muy precisas, para adivinar el futuro.

Algunas personas simplemente nacen con este don, y otras personas, que lo han tenido de nacimiento y no lo han cultivado, lo pierden. Otras lo adquieren tras una experiencia cercana a la muerte (un accidente, una enfermedad grave) aunque no se sabe muy bien por qué se produce una reacción cerebral de tal envergadura tras una experiencia traumática. Pero lo cierto es que hay personas que pueden adivinar el futuro, y que han cultivado el conocimiento de este don, para poder practicarlo de forma profesional. Unan sesión de videncia online con John puede intuir muchas cuestiones relacionadas con tu futuro, con el máximo rigor y seriedad.

La videncia es un don natural y puede manifestarse de varias formas: la precognitiva, cuando se visualizan acontecimientos que aún no han ocurrido; la táctil, basada en la percepción de imágenes e incluso sensaciones, a través de un objeto; o la sensorial, en la que se reciben visiones a través de uno de los cinco sentidos, normalmente el oído o el tacto.

Todos podemos preguntarnos si esto es serio, real y riguroso, puesto que es difícilmente demostrable que, al realizar una sesión de videncia online, vayamos a obtener respuestas. Pero ese don natural se manifiesta y se ofrece a través de otros aprendizajes: la numerología, el tarot, la astrología, la interpretación de los sueños, etc.

De ahí que esta ayuda profesional online sea perfectamente seria, porque está basada en herramientas útiles que ayudan a documentar esa percepción de situaciones más allá de lo explicable. Por eso, si estás pasando por un mal momento, y decides realizar una sesión de videncia online con John, siempre es conveniente que llames al gabinete, para obtener información adicional acerca de la consulta que has realizado.

Para muchos que ya lo han probado, la sensación es absolutamente sobrecogedora porque les ha resultado altamente realista y fiable, en función de la pregunta que han realizado.

Consulta aquí tus dudas