El Tarot Egipcio es un arte adivinatorio que no procede de esta milenaria civilización, aunque su simbología sí está basada en las imágenes del Antiguo Egipto. Su lectura es compleja porque cada carta, correspondiente a cada arcano mayor y menor, tiene, además de dibujos con muchos detalles, símbolos, por lo que para su lectura es necesario contar con expertos tarotistas como Mercedes, del equipo de Lucía Durán, para interpretar todos sus matices con eficacia.

Su simbología toca tres planos fundamentales en la vida cotidiana de las personas: el mental, el físico y el subconsciente. En las cartas, la parte superior corresponde a una divinidad egipcia, que en la lectura del tarot de Mercedes hace referencia a componentes mentales y espirituales, mientras que la parte inferior tiene símbolos que ayudan a completar el significado de la carta.

Los arcanos y su significado en el Tarot Egipcio

Todas las barajas del Tarot tienen similitudes entre ellas, aunque también diferencias. Hay expertos tarotistas que prefieren unas barajas a otras, porque han empleado más tiempo en su estudio y conocen en profundidad todos sus misterios y entresijos, y a la hora de interpretar, son los mejores.

La tarotista Mercedes es experta en la adivinación a través de las cartas del Tarot Egipcio, y solicitar una tirada como herramienta de adivinación y consejo, será siempre una buena opción. Y para completar la información que recibas, nada mejor que hacer una llamada a Mercedes, que te esperará al otro lado del teléfono para darte una información más precisa a tus consultas.

Las cartas del Tarot Egipcio, como las de muchas otras barajas, tienen 22 Arcanos Mayores y 56 arcanos menores, aunque los que más se utilizan son siempre los Arcanos Mayores, porque reflejan situaciones generalizadas de las personas con más profundidad que los menores.

Hay muchos tipos de tiradas en el Tarot Egipcio, y una de las más generalizadas es la de las 7 cartas. Después de barajar y cortar la baraja, la persona que hace la pregunta, seleccionará 7 cartas de la baraja, y éstas se colocarán de izquierda a derecha sobre la mesa. Comenzando por la izquierda, se iniciará la lectura, y cada carta representa una situación determinada. La primera se refiere al pasado, la segunda al presente, la tercera al futuro, la cuarta es la carta egipcia de la protección, la quinta es la carta de los antepasados, la sexta es la de la relación, y por último la séptima es la del destino.

Cada carta tendrá diversos significados y una interpretación ajustada a la pregunta de la persona que consulta. Por ejemplo, la carta del discípulo significa una persona joven que huye de las responsabilidades, y es una carta que puede ser negativa si se saca como carta del destino. Sin embargo, puede tener dos significados distintos: o bien un periodo y una existencia que es, en general, de inestabilidad, o bien implica comenzar de cero hacia nuevos horizontes.

En el amor, que es la esfera que más preocupa a los solicitantes, una carta también ambivalente pero quizás más positiva puede ser la del León, que significa fuerza y vigor, y que puede significar vitalidad en el amor, lo que indica las mejores esperanzas de éxito.

Recuerda, si ya has decidido hacer una consulta, el Tarot Egipcio de Mercedes, del equipo de Lucía Durán, podrá darte las respuestas más adecuadas, aunque tienes que saber que no son siempre las que estás buscando, porque el Tarot de expertos nunca te dice lo que quieres saber, sino lo que necesitas saber.

Consulta aquí tus dudas